Site Overlay

Albania es reconocida oficialmente como candidata a la adhesión a la UE

La espera de cinco años de Albania para ser reconocida como candidata a la adhesión a la Unión Europea ha terminado, con la aceptación por parte de los 28 Estados miembros de la UE de que Albania debe ser recompensada por sus reformas.

Sujeto a una serie de procedimientos preliminares, Albania podrá ahora iniciar el potencialmente largo proceso de negociación y adopción de la legislación de la UE en 35 áreas, o «capítulos». Tras este proceso técnico y legislativo, Albania tendrá que pedir el apoyo político de los Estados miembros de la UE antes de poder convertirse en miembro.

Albania solicitó por primera vez el estatus de candidato en 2009, pero la incapacidad de llevar a cabo reformas y un sistema político muy partidista -así como los recurrentes problemas electorales- la frenaron durante años. La situación cambió el verano pasado, cuando los partidos políticos albaneses llegaron a un consenso sobre la necesidad de adoptar y aplicar la legislación exigida por la UE.

A ese avance le siguieron las elecciones mejor celebradas de la historia de Albania y la llegada de un gobierno que ha mantenido el proceso de reformas. No obstante, los líderes de la UE se negaron a reconocer a Albania como candidato cuando se reunieron en diciembre, afirmando que querían ver una mayor aplicación de su estrategia anticorrupción, una reforma judicial y «una tendencia continuada de investigaciones y enjuiciamientos proactivos» en los próximos seis meses.

El hecho de que Albania siga centrándose en la aplicación de la ley, incluida una serie de medidas drásticas de gran repercusión en ámbitos que van desde el narcotráfico hasta el juego, ha sido suficiente para convencer a los Estados miembros de que den luz verde a que Albania inicie el proceso de adhesión. Štefan Füle, Comisario Europeo para la Ampliación, declaró el 4 de junio que la Comisión creía «sin ninguna reserva, más allá de cualquier duda» que Albania debía recibir el estatus de candidato.

Las medidas legislativas sobre el Estado de Derecho serán sin duda los primeros capítulos de las negociaciones que abrirá la UE, y también los últimos. Con ello se pretende disipar una de las principales preocupaciones que ha tenido la UE sobre la ampliación a los Balcanes occidentales. Otro motivo de inquietud es la posibilidad de que aumente la migración, un temor planteado públicamente en diciembre por David Cameron, primer ministro del Reino Unido, que históricamente ha sido un defensor de la ampliación de la UE.

El apoyo de la UE a Albania se produce en un contexto de impulso renovado de la expansión de la UE hacia los Balcanes occidentales. Serbia inició el año pasado las conversaciones para adherirse a la UE, mientras que Kosovo, donde la mayoría de la población es étnicamente albanesa, comenzó el primer paso hacia la adhesión. Kosovo finalizó en mayo las conversaciones sobre un acuerdo de estabilización y adhesión (AEA). Albania firmó su AEA con la UE en 2006.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.