Site Overlay

Ethel Waters (1896-1977)

En 1950, Ethel Waters fue la primera intérprete negra estadounidense en protagonizar su propio programa de televisión regular, Beulah, pero fue el papel de 1961 en el episodio «Good Night, Sweet Blues» de la serie de televisión Route 66 el que le valió un premio Emmy. Fue la primera negra en recibirlo. La actuación fue una segunda carrera después de cantar en cuatro géneros diferentes: jazz, blues, pop y gospel. Actuó en los escenarios de Broadway, siendo la primera negra en recibir la atención de las estrellas blancas. Y, por último, consiguió papeles principales en películas de Hollywood, obteniendo una nominación al Oscar por la película Pinky.

Nacida el 31 de octubre de 1896, Waters ganó un concurso de talentos cuando era adolescente y empezó a cantar por la zona de Filadelfia después de crecer en Chester, Pensilvania, donde cantaba en el coro de la iglesia y trabajaba como empleada doméstica. Su primera gira profesional, con los Black Swan Troubadours, le enseñó a incorporar emoción y versatilidad en su acto de vodevil. Su divino descontento con el jazz y el blues la impulsó a actuar. En 1938, dio un recital en el Carnegie Hall y luego comenzó a aparecer en papeles dramáticos. Actuó en Cabin in the Sky en 1943 y siguió a esa película con más de diez otras junto con un tesoro de canciones clásicas como «Am I Blue?», «Memories of You», «Stormy Weather», «Porgy», «Georgia on My Mind» y «I Can’t Give You Anything but Love».

Ethel Waters incluso conquistó el mundo editorial, produciendo dos autobiografías: His Eye is on the Sparrow y To Me It’s Wonderful. Su vida personal incluyó tres matrimonios. Antes de su muerte en Chatsworth, California, el 1 de septiembre de 1977, había cerrado el círculo, volviendo a cantar en la iglesia. Trabajó con el evangelista Billy Graham mientras seguía dando algún que otro concierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.